Friday, October 03, 2008

Tríada

Se sabe que debajo de los pequeños palazzos aledaños al Foro de Roma hay ruinas enterradas que nadie se atreve a exhumar, por distintos motivos. Los augustos dueños no lo hacen para que la propiedad no sea expropiada por monedas; y el gobierno, para no congestionar más el tráfico de la ciudad eterna.

Cada vez que abro el Facebook hay gente que supuestamente debo conocer, que me mira desde el margen derecho del monitor. Supongo que a ellos les ocurre lo mismo cuando lo que emerge es mi foto. Lo inevitable, lo que los cráneos del DataMining de Facebook jamás aprenderán: la mutua mirada de monitor a monitor no autoriza la familiaridad del contacto. No insistan.

La obra cotidiana tiene de marco el tedio laboral de la oficina, donde la personalidad se diluye en la uniformidad del cierre de ejercicio y en hectolitros de café. Pero por debajo se puede entrever otro drama, el de los Smithers que declaman estar "tapados de laburo" mientras miran el costado derecho del Facebook. Allí aparece el gif de un gerente de Recursos Humanos que les pide por favor, aceptame el contacto, quiero saber cuáles son tus ruinas romanas.

3 comments:

Ignacio said...

Ja,me encantó! Hay algo tambien con los contactos resucitados de un pasado lejano y medio difuso que uno agrega, olvidándose de que por algún motivo más o menos importante, uno decidió dejarlos en el pasado.
Serán mis resabios analógicos, pero la a-historicidad del contacto en facebook me resulta medio macabra

Ramiro said...

Koli:

¿Vos sos conciente de lo bien que escribís? Creo que no.

dcs said...

Ignacio,
Facebook es jodido. Tomaos de las manos y repetid conmigo: "Facebook es jodido". Social Networking y las manos de Caranta: que todo sea fácil con Ajax y que todo conecte con todo con un buen CMS atrás, y estamos jodidos. Porque -salvo los que tenemos issues- se va a negar a aceptar un contacto.

Ramiro,
(Ramiro FV, no?) vamos a almorzar y dejate de joder.